La comunicación dentro de una empresa o institución conlleva la gestión de muchas tareas de distintas “competencias”. Se mezclan desde la estrategia de marketing, -más dirigida a encontrar la mejor fórmula para atraer las ventas-, con las relaciones públicas puras y duras, cuyo fin es buscar aliados y notoriedad. Al final, con la incorporación de las redes sociales en el día a día de la comunicación, esta frontera se ha hecho más estrecha que nunca, por no decir, casi invisible. A través de una plataforma digital nos podemos dirigir tanto a nuestro cliente final como a los subscriptores o “embajadores” de marca, e incluso a los medios de comunicación y portavoces de opinión. E informar un mismo mensaje adaptado al formato que requiere cada público y destinatario final, tanto en el medio digital como en el tradicional.

Esta pluralidad de tareas viene de muy lejos. El departamento de Comunicación siempre ha estado relacionado con la presidencia o la dirección general. Y sin querer, el “comunicador” se ha encargado de todas aquellas tareas que han requerido un cuidado de imagen y tratamiento “especial” de la información de la empresa. Sin invadir la confidencialidad de una Secretaría General.

En el momento en el que el marketing directo se trasladó a Internet, ya se vio que la estrategia para generar ventas era mucho más rápida y eficaz que las lentas relaciones públicas, además de la reducción del tiempo a invertir para conseguir unas buenas relaciones con los medios de comunicación. Fue entonces cuando el departamento de Comunicación empezó a adquirir otras responsabilidades y tareas. Más acordes a los nuevos tiempos:

  • Ejercemos de Portavoz Digital o Community Manager, que a su vez engloba ser estratega de contenido en redes sociales, redactor del blog de la marca o empresa, o medio. Diseñadores de páginas web, copywriters.
  • También hemos heredado la funcionalidad de los “marketinianos”, publicistas.
  • Somos Relaciones Públicas, ya de por sí, por nuestra función comunicadora. Infógrafos e ilustradores si se tercia la ocasión.
  • Los periodistas y comunicadores nos hemos vuelto expertos en SEO, y para los más atrevidos en SEM. Y somos conocedores de Google Analytics y herramientas varias de envíos masivos de emails (MailChimp, MailJet, Arsys…).

Hoy en día, el departamento de Comunicación está al mismo nivel que otros departamentos dentro de la empresa, como el Financiero o Comercial. Pero no nos engañemos, has sido la implementación de la jerarquía horizontal de las empresas la que ha vuelto a situar al departamento de Comunicación donde se merece (cerca de la Presidencia). La llegada a este punto no ha sido fácil. De hecho, durante años, en la PyMe, la comunicación se incorporó como una tarea “secundaria”, en los departamentos de Recursos Humanos, y en los departamentos de Marketing y Ventas.

El empresario ha sido consciente que había que hacer algo para estar visibles en los canales donde estaba, no solo el cliente, sino también la competencia. Por aquello de “hay que estar”. Pero la inversión dirigida a la comunicación (que se ha llegado a llamar “gasto”) se veía como “ese familiar que viene de visita sin avisar”, pero dentro de la empresa. ¡Un horror para los profesionales de la prensa y la comunicación! Durante años ha sido muy “arduo” tener que justificar nuestra labor. ¿Se imaginan que una empresa desplaza al departamento Comercial en famor del Telemarketing? Quedaría todo el trabajo a la mitad. “Ni tanto monta, ni mota tanto”, en ninguno de los casos. La comunicación, y más en estos días, (y los que están por venir), debe estar en la empresa más presente que nunca.

Gracias a la concienciación de la importancia de contratar la “profesionalidad” de los nuevos puestos de trabajo como el “periodista digital” y/o “community manager” entre otros, ha vuelto a situar al profesional encargado de la difusión, visibilidad, y creación de información de la empresa en su pedestal. Y hablo de PRO-FE-SIO-NA-LI-DAD.

El siglo XXI es el “aliado” de los profesionales que se dedican a la visibilidad, comunicación, y difusión de noticias e información, sobre todo en el mundo digital, y las empresas pueden conseguir mucho beneficio de ello. Contar con un equipo que tenga en sus competenias la correcta usabilidad de las social media, la empresa podrá sacar el máximo rendimiento a su inversión (y no gasto): COMUNICACIÓN AEDHE.

 

Fdo. Paloma Ausín – Asesora del departamento Comunicación de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/palomaausin/

Comparte en: