Los hosteleros son optimistas de cara al próximo periodo navideño, ya que, el 43% de los empresarios del sector prevén que la campaña sea “Buena” o “Muy Buena”, frente al 33%, que piensa que será “Regular”, y el 23% que se muestra más pesimista al prever que será “Mala”.

En comparación con la campaña del 2018, el 20% de los hosteleros creen que será mejor la de este año, mientras que un 40% piensa que se mantendrán los mismo números, y otro 40% que prevén que será peor. Las principales causas que esgrimen los “más pesimistas” se destacan los efectos de Madrid Central, la desaceleración económica, las obras públicas en el centro de la ciudad y la incertidumbre económica y política.

Aumento de facturación

En términos globales, se prevé que la facturación de esta campaña de Navidad se incremente un 4% respecto a la del año pasado, en línea con el incremento de facturación que ha experimentado el sector hostelero de la Comunidad de Madrid en lo que va de año 2019.

La mejora en el alumbrado y la multitud de actividades organizadas en torno a la Navidad suponen un revulsivo para el consumo en estas fechas.

Volumen de reservas

La campaña de Navidad es un momento muy esperado para la hostelería porque el aumento del consumo suponen una dinamización del sector muy importante de cara a tener un buen cierre de año y a preparar la temida cuesta de enero, tras la desaceleración del consumo postcampaña de Reyes.

 

Fuente: CEIM

Comparte en: