PREVENIR MEJOR QUE LAMENTAR: MEDIDAS JURÍDICAS Y ECONÓMICAS ANTE UNA SITUACIÓN FINANCIERA COMPLICADA

No es valiente quien no tiene miedo sino quien sabe conquistarlo”, Nelson Mandela

Donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente”, Peter Drucker.

El fracaso empresarial se asocia con el momento de la desaparición de la empresa, aunque en realidad es un lento proceso de crisis que si no se identifica y afronta conduce al fracaso del proyecto empresarial. La trayectoria de una empresa no es lineal, está plagado de avances y retrocesos, superar los momentos complicados es posible si sabemos identificar los síntomas, los problemas y somos capaces de afrontar las soluciones; pero no siempre podemos hacerlo desde la parte productiva de la empresa. En ocasiones se producen problemas en la generación de caja, de circulante, de necesidades de renovación tecnológica, necesidades de inversión, de reestructuración, empresas o plantillas sobredimensionadas, etc. Necesitamos conocer las herramientas de que nos dotan el derecho y la economía para afrontar las situaciones de crisis y que no deriven en un fracaso empresarial.

Una empresa en crisis produce daños a sus empleados, a su actividad, pero también en su entorno: acreedores y otros stakeholders. Resulta fundamental en nuestra actividad ser capaces de diagnosticar la situación de crisis de nuestros clientes y proveedores y procurar evitar que nos afecten en nuestra cuenta de explotación, la resolución tardía de los problemas de insolvencia genera múltiples conflictos y daños económicos a nuestras empresas.

Más información #JornadaAEDHE 20/06/2019 - clic aquí

 

Fdo. ASPAC Asociación Profesional de Administradores Concursales


NÓMINAS: MODELO COMPRENSIBLE Y TRANSPARENTE

STS, Sala de lo Social, de 17 de enero de 2019. Rec. nº 200/2017

Se interpuso demanda de conflicto colectivo ante la Audiencia Nacional, en la que se suplicaba dictar sentencia declarando:

“El derecho de la plantilla a que la empresa entregue las nóminas con la debida claridad y separación de las diferentes percepciones cuando se abona las mejoras pactadas en el Convenio Colectivo y cuando los trabajadores amplíen o reduzcan la jornada”

El fallo de la Audiencia Nacional, a favor de los trabajadores, declara este derecho.

Posteriormente, el Supremo ratifica la sentencia haciendo hincapié en el principio de transparencia en el que debe de girar las nóminas.

La empresa alegaba que con el contenido del modelo de nóminas que utilizaba, el trabajador entendía con claridad lo abonado por los días de baja por IT y por los días en los que se le modificaba la jornada laboral, puesto que como conocen los días de baja laboral y de ampliación o reducción de jornada, pueden hacer las operaciones matemáticas oportunas. Ante tal explicación, el Supremo deja muy claro que “tal alegación no es de recibo porque, como la propia empresa reconoce, se obliga al trabajador a controlar el número de días de trabajo y el de horas trabajadas, así como a realizar unas operaciones matemáticas más o menos complejas para comprobar que la empresa le paga lo correcto”

La nómina deber de tener un contenido transparente, de fácil comprobación de los conceptos pagados y del cálculo e importe de cada uno de ellos,  realizando el mínimo número de operaciones matemáticas y sin necesidad de acudir al registro de datos que no le sean comunicados por la empresa (aunque el trabajador conozca).

No se trata de llevar un registro de datos referente a la jornada trabajada, para facilitárselo a los sindicatos y a la inspección, sino de facilitar al interesado los datos propios conforme a los que se ha calculado el importe de su retribución, para que los pueda comprobar, cuestión completamente distinta, porque esta hace referencia a la claridad que debe existir a la hora de fijar la retribución del trabajador con base a datos que solo serán conocidos por las dos partes del contrato.

 

Fdo. Silvia Uclés – Asesora del departamento Jurídico de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/silvia-ucles-cabrera/


BREXIT: ¿UN CONFLICTO DE INTERESES?

El “Brexit” tan nombrado últimamente en las noticias, representa más allá de un mero enfrentamiento político entre el denominado Estado Europa y el Gobierno Británico, que ha querido recuperar su total autonomía. Pero, ¿qué va a suponer realmente el Brexit en términos económicos?

Hay que tener en cuenta que por el momento vivimos en el determinado mercado económico único sin ninguna traba a la hora de comerciar con estados miembros de la comunidad económica Europea. Y además en un momento clave para la internacionalización de las Empresas, las que muchas tienen grandes intereses o tienen sedes establecidas en Reino Unido.

Esta estrategia política supondrá la creación de Aranceles que “penalizarán” o dificultará el comercio entre países miembros de la comunidad económica con Reino Unido, como con el resto de países a nivel global. Pero ya no es un problema de aranceles, sino que burocráticamente se va a complicar en cuanto a permisos y el temido “papeleo” con autoridades tanto económicas como legales.

Esta dificultad de operatividad que puede suponer el llamado “BREXIT duro” está creado para que empresas grandes se retraigan y abandonen sus sedes o filiales allí. Pero el verdadero problema lo tienen las PYMES españolas que operan desde Reino Unido y las cuales no tienen definido un claro plan de contingencia debido a la dificultad también operativa de abandonar todo el mercado británico, incluso en este momento.

Además de ello, grandes entidades que suponen una gran parte del mercado mundial como son los bancos, ya advierten que las nuevas regulaciones y cambios de normativas, van a crear una gran inestabilidad económica debido a todos los cambios necesarios a ejecutar a nivel de movimientos de capitales de empresas y particulares para el nuevo funcionamiento con el país.

Aun así, no todo está perdido. El gobierno español ha definido y ha valorado abiertamente la posibilidad de un “Brexit duro” y ha definido el llamado “Cheque Brexit”, como un marco de diferentes ayudas a empresas españolas que posean acuerdos comerciales o filiales con Reino Unido, y el cual les ayude o facilite superar esta serie de contingencias que suponga afrontar todo el cambio de regulaciones en una parte importante de sus líneas de negocio.

Para conocer más sobre sus consecuencias les invitamos a participar en el Seminario "La Empresa Española ante el Brexit", que organizaremos en nuestra sede de AEDHE, el próximo martes 12 de marzo de 2019. Más información en el siguiente enlace: http://www.aedhe.es/evento/aedhe-organiza-el-seminario-la-empresa-espanola-ante-el-brexit/

 

Fdo. Alejandro Bernabé – Asesor del departamento Internacional de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/alejandro-bernabe-correa/


REBAJA DE LAS COMISIONES: NO SUPONE UNA MODIFICACIÓN SUSTANCIAL DE LAS CONDICIONES LABORALES

JUZGADO DE LO SOCIAL Nº 3  SENTENCIA 299/2018, 5 DE JULIO DE 2018, DE PALMA DE MALLORCA. Rec. 734/2016

 

La rebaja por parte de la empresa de las condiciones de venta que cobran sus empleados no es una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

 

Así ha sido el fallo dictado por el Juzgado, que desestima la demanda de conflicto colectivo y declara que la rebaja de las comisiones no supone una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. El reajuste y reducción de las comisiones en un tanto por ciento no constituye modificación sustancial de las condiciones de trabajo cuando el régimen de remuneración permanece invariable.

 

Los empleados de una empresa que organizaba visitas turísticas en la capital balear plantearon una demanda de conflicto colectivo después de que la compañía aprobara la modificación de sus comisiones. El global de las mismas no variaba, pero sí su distribución entre las distintas categorías de trabajadores (guías, personal de oficina y personal de aeropuerto), lo que implicaba que para algunos de ellos sí se produjera una disminución del 1%.

 

La empresa, por su parte, alegó que la decisión adoptada no podía encuadrarse dentro de las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores (tal y como argumentaba la demanda), sino que se encontraba amparada por el artículo 20, que regula la dirección de la actividad laboral.

 

De esta manera el empresario puede adoptar dicha medida de forma unilateral, sin que tenga que ser negociada con los representantes de los trabajadores. Las comisiones, cuya naturaleza salarial, es variable e independiente del salario, premia la dedicación extraordinaria, el rendimiento superior al habitual o lo buenos resultados, están sujetas a cierta discrecionalidad por parte de la empresa.

 

Fdo. Silvia Uclés – Asesora del departamento Jurídico de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/silvia-ucles-cabrera/


UNE 19602: EL COMPLIANCE TRIBUTARIO EN FASE DE INFORMACIÓN PÚBLICA

Con la reforma del Código Penal en 2015, ha aumentado la importancia de disponer de un sistema de prevención del delito fiscal, pudiendo haber una exención de responsabilidad en el caso de implantar tal sistema.

 

Por ello, próximamente verá la luz para consulta pública la Norma UNE 19602 Sistemas de Gestión de Compliance Tributario, que será certificable, estableciendo los requisitos y facilitando las directrices para adoptar, implementar, mantener y mejorar las políticas de compliance tributario y el resto de los elementos de un sistema de gestión de compliance.

 

El objetivo de implantar este sistema es claro: minimizar los posibles riesgos tributarios, y en el caso de que se produzcan, el sistema de cumplimiento nos facilitará la creación de mecanismos de detección y corrección, así como pautas para evitarlos en el futuro. La UNE será aplicable a cualquier organización independientemente de su tipo de actividad, tamaño, sector público o privado, ánimo lucrativo o no, siempre que tenga relación con la Agencia Tributaria española independientemente de su residencia fiscal.

 

Es decir, su implantación hará aumentar la relación de cooperación e información con la Administración Tributaria.

 

Fdo. Silvia Uclés – Asesora del departamento Jurídico de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/silvia-ucles-cabrera/


SOCIEDADES LIMITADAS: NO SERÁ NECESARIO APORTAR CAPITAL PARA SU CONSTITUCIÓN

Entre las últimas modificaciones aprobadas, la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, se ha encargado de introducir cambios en la Ley de Sociedades de Capital, y entre ellos, encontramos dos importantes:

 

Uno es el caso del artículo 62.2:

Acreditación de la realidad de las aportaciones:

No será necesario acreditar la realidad de las aportaciones dinerarias en la constitución de sociedades de responsabilidad limitada si los fundadores manifiestan en la escritura que responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales de la realidad de las mismas.

Es decir, no se exige para la constitución de una Sociedad Limitada, el capital social que se ha venido ingresando de manera previa en la cuenta bancaria de tal sociedad. Ahora lo único que se exige es manifestar en la escritura pública de constitución de que los socios responderán solidariamente frente a la Sociedad y frente a los acreedores sociales,  sobre la realidad de las aportaciones. Dichas aportaciones, según el artículo son las dinerarias, excluyendo el resto de aportaciones.

 

Dos es el caso del artículo 348 bis:

Derecho de separación en caso de falta de distribución de dividendos:

El socio que hubiera hecho constar en el acta su protesta por la insuficiencia de los dividendos reconocidos tendrá derecho de separación en el caso de que la junta general no acordara la distribución como dividendo de, al menos, el veinticinco por ciento de los beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior que sean legalmente distribuibles siempre que se hayan obtenido beneficios durante los tres ejercicios anteriores. Aun cuando se produzca la anterior circunstancia, el derecho de separación no surgirá si el total de los dividendos distribuidos durante los últimos cinco años equivale, por lo menos, al veinticinco por ciento de los beneficios legalmente distribuibles registrados en dicho periodo

 

Para la supresión o modificación de la causa de separación a que se refiere el apartado anterior, será necesario el consentimiento de todos los socios, salvo que se reconozca el derecho a separarse de la sociedad al socio que no hubiera votado a favor de tal acuerdo.

No será de aplicación en los siguientes supuestos:

  1. a) Cuando se trate de sociedades cotizadas o sociedades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un sistema multilateral de negociación.
  2. b) Cuando la sociedad se encuentre en concurso.
  3. c) Cuando, al amparo de la legislación concursal, la sociedad haya puesto en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso la iniciación de negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, o cuando se haya comunicado a dicho juzgado la apertura de negociaciones para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos.
  4. d) Cuando la sociedad haya alcanzado un acuerdo de refinanciación que satisfaga las condiciones de irrescindibilidad fijadas en la legislación concursal.
  5. e) Cuando se trate de Sociedades Anónimas Deportivas.

 

Con todo lo anteriormente explicado, vemos que la ley permite que los Estatutos de una sociedad puedan suprimir o modificar el derecho de separación del socio por falta de distribución de dividendos. Esta modificación se aplica a partir del 30 de diciembre de 2018, según lo establece su disposición transitoria. Así las sociedades que se constituyan a partir de esta fecha, podrán llevarlo a cabo por unanimidad de los fundadores. En el resto de sociedades que ya existían, necesitarán el consentimiento de todos los socios, salvo que se reconozca el derecho a separarse de la sociedad al socio que hubiera votado en contra del acuerdo.

 

Fdo. Silvia Uclés – Asesora del departamento Jurídico de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/silvia-ucles-cabrera/