UNIÓN EUROPEA Y CUIDADO DE HIJOS: CUATRO MESES DE PERMISO PARA AMBOS PROGENITORES

Un permiso retribuido de "al menos" cuatro meses para el cuidado de los hijos al que puedan acogerse cada padre y cada madre, de los cuales dos meses son intransferibles entre los progenitores y estarán retribuidos a un nivel que podrá decidir cada Estado miembro. Este es el acuerdo alcanzado entre los negociadores del Consejo de la UE (los países) y el Parlamento Europeo sobre la nueva directiva sobre conciliación de la vida familiar y la vida profesional de progenitores y cuidadores.

 

El acuerdo también incluye una baja de paternidad mínima de diez días para los hombres tras el nacimiento de su hijo, que tendrá que estar remunerada al menos con el mismo nivel que esté establecido para la baja por enfermedad.

 

Aquellos países con bajas por paternidad "más generosas", como España, las podrán seguir manteniendo.

 

Por último, también se han pactado disposiciones en materia de permisos para cuidadores a través de un derecho de cinco días libres por trabajador y año.

 

"El acuerdo da un gran impulso a la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres en la UE. La Directiva facilitará la participación de la mujer en el mercado laboral, haciendo un reparto equitativo de las responsabilidades de cuidados. También contribuirá a cerrar la brecha salarial" (Marius-Constantin Budai, ministro de Empleo y Justicia Social de Rumanía, que este semestre ostenta la presidencia de turno de la UE).

 

Fdo. Silvia Uclés – Asesora del departamento Jurídico de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/silvia-ucles-cabrera/


SOCIEDADES LIMITADAS: NO SERÁ NECESARIO APORTAR CAPITAL PARA SU CONSTITUCIÓN

Entre las últimas modificaciones aprobadas, la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, se ha encargado de introducir cambios en la Ley de Sociedades de Capital, y entre ellos, encontramos dos importantes:

 

Uno es el caso del artículo 62.2:

Acreditación de la realidad de las aportaciones:

No será necesario acreditar la realidad de las aportaciones dinerarias en la constitución de sociedades de responsabilidad limitada si los fundadores manifiestan en la escritura que responderán solidariamente frente a la sociedad y frente a los acreedores sociales de la realidad de las mismas.

Es decir, no se exige para la constitución de una Sociedad Limitada, el capital social que se ha venido ingresando de manera previa en la cuenta bancaria de tal sociedad. Ahora lo único que se exige es manifestar en la escritura pública de constitución de que los socios responderán solidariamente frente a la Sociedad y frente a los acreedores sociales,  sobre la realidad de las aportaciones. Dichas aportaciones, según el artículo son las dinerarias, excluyendo el resto de aportaciones.

 

Dos es el caso del artículo 348 bis:

Derecho de separación en caso de falta de distribución de dividendos:

El socio que hubiera hecho constar en el acta su protesta por la insuficiencia de los dividendos reconocidos tendrá derecho de separación en el caso de que la junta general no acordara la distribución como dividendo de, al menos, el veinticinco por ciento de los beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior que sean legalmente distribuibles siempre que se hayan obtenido beneficios durante los tres ejercicios anteriores. Aun cuando se produzca la anterior circunstancia, el derecho de separación no surgirá si el total de los dividendos distribuidos durante los últimos cinco años equivale, por lo menos, al veinticinco por ciento de los beneficios legalmente distribuibles registrados en dicho periodo

 

Para la supresión o modificación de la causa de separación a que se refiere el apartado anterior, será necesario el consentimiento de todos los socios, salvo que se reconozca el derecho a separarse de la sociedad al socio que no hubiera votado a favor de tal acuerdo.

No será de aplicación en los siguientes supuestos:

  1. a) Cuando se trate de sociedades cotizadas o sociedades cuyas acciones estén admitidas a negociación en un sistema multilateral de negociación.
  2. b) Cuando la sociedad se encuentre en concurso.
  3. c) Cuando, al amparo de la legislación concursal, la sociedad haya puesto en conocimiento del juzgado competente para la declaración de su concurso la iniciación de negociaciones para alcanzar un acuerdo de refinanciación o para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, o cuando se haya comunicado a dicho juzgado la apertura de negociaciones para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos.
  4. d) Cuando la sociedad haya alcanzado un acuerdo de refinanciación que satisfaga las condiciones de irrescindibilidad fijadas en la legislación concursal.
  5. e) Cuando se trate de Sociedades Anónimas Deportivas.

 

Con todo lo anteriormente explicado, vemos que la ley permite que los Estatutos de una sociedad puedan suprimir o modificar el derecho de separación del socio por falta de distribución de dividendos. Esta modificación se aplica a partir del 30 de diciembre de 2018, según lo establece su disposición transitoria. Así las sociedades que se constituyan a partir de esta fecha, podrán llevarlo a cabo por unanimidad de los fundadores. En el resto de sociedades que ya existían, necesitarán el consentimiento de todos los socios, salvo que se reconozca el derecho a separarse de la sociedad al socio que hubiera votado en contra del acuerdo.

 

Fdo. Silvia Uclés – Asesora del departamento Jurídico de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/silvia-ucles-cabrera/

 

 

 


EL ESTRÉS LABORAL: CONSIDERADO COMO ACCIDENTE LABORAL

SJS N°. 8 de Bilbao, S 62/2018, 12 Feb. 2018 (Proc. 621/2017)

El incómodo ambiente laboral en el que permaneció un trabajador del departamento financiero, el cual había reclamado mayor salario y categoría y al que se le sustituyó en casi todas las funciones relevantes que venía desempeñando, provocó un estado de ansiedad con baja laboral que tiene como nexo causal el trabajo. De esta forma, el Juzgado hace una distinción entre acoso laboral y riesgos psicosociales, calificando el caso como estrés laboral.

 

Dicho estrés laboral, es considerado como riesgo psicosocial que el empresario debe prevenir.

 

La Inspección de Trabajo consideró que pese a constatarse la existencia de un conflicto entre el denunciante y la empleadora, originado al parecer por las reclamaciones salariales y de categoría y no aceptadas de entrada por la empresa, acompañadas también de cambios en la estructura organizativa de la empleadora, tal conflicto no presupone automáticamente la existencia de una conducta empresarial constitutiva de acoso.

 

El juez realiza un amplio estudio de la figura del acoso que dice textualmente que “nace de forma anodina y se propaga insidiosamente. Uno no se muere directamente de recibir todas estas agresiones, pero sí pierde una parte de sí mismo. Cada tarde, uno vuelve a casa desgastado, humillado y hundido. Resulta difícil recuperarse. La resistencia del trabajador ante este ataque depende de su fortaleza psicológica y de su capacidad de sobreponerse a la adversidad.”

 

No estamos ante un acoso laboral puro o mobbing. En realidad se trata de un supuesto de estrés laboral provocado por el entorno en el trabajo. Entorno que en estos casos es nocivo y afecta a la salud de los empleados. Por tanto, los empresarios han de velar por salvaguardar los riesgos psicosociales que ello implica.

 

El juzgado no tiene ninguna duda, a la hora de calificar la situación de IT iniciada por el trabajador como accidente de trabajo por devenir como única causa del ambiente conflictividad laboral. La dureza con la que los cambios se produjeron y afectaron al trabajador, al que le quitaron las claves bancarias con las que siempre venía realizando su trabajo, evidencian que ello fue el único detonante del cuadro de ansiedad sufrido por el demandante.

 

Fdo. Silvia Uclés – Asesora del departamento Jurídico de AEDHE

https://www.linkedin.com/in/silvia-ucles-cabrera/


LA RSC EMPRESARIAL HACIA LA SOSTENIBILIDAD

Muchas veces se caricaturiza a los empresarios como profesionales que buscan un beneficio económico por encima de cualquier cosa.  Antes de empresarios todos somos personas, que convivimos en un mismo mundo y que también queremos un lugar con aire limpio donde nuestros hijos crezcan y no tener problemas de salud ligados a nuestras propias actividades.

Por ello, es tan importante la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), para empezar a comprender que el empresario busca un término más sostenible, donde el desarrollo económico esté ligado a una mejora del medio ambiente y de las calidades de vida de nuestros trabajadores.

Desde esta RSC se busca mostrar el papel humano de los empresarios y demostrar ese interés por lo que nos rodea. Tanto a nivel empresarial como a nivel global. De esta manera se da más importancia a las desigualdades y problemáticas sociales y medioambientales de la sociedad en la que vivimos.

A raíz de esto, en 2015 los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales como parte de la agenda de desarrollo sostenible en la que se busca erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos. Estos objetivos del desarrollo sostenible (ODS) están compuestos principalmente por 17 objetivos de distinta índole, que se trataron en la Comisión de RSC de AEDHE el pasado mes de marzo.

Desde la Asociación de Empresarios del Henares se llevan distintos proyectos que ayudan a favorecer una mayor RSC en la empresa como la ayuda a la gestión de la formación de los trabajadores, desde el área de formación, y la innovación en un menor impacto al medio ambiente desde el área de innovación, con proyectos como CINDERELA. Un proyecto europeo, para la reutilización de residuos de construcción y demolición.

 

Fdo. Clara López – Asesora de Medio Ambiente en el departamento de Innovación AEDHE

https://www.linkedin.com/in/clara-l%C3%B3pez-montes-0211b1121/


EL RECONOCIMIENTO DE LAS EMPRESAS COMO GENERADORAS Y GESTORAS DE RESIDUOS

Sabéis las típicas imágenes de un lugar antes y después de un gran evento, donde solo se observa una gran cantidad de residuos, bien por los cartones y plásticos del desembalaje del material utilizado, como por la basura que podamos producir en un encuentro con una gran afluencia de asistentes.

Normalmente esa imagen genera un gran lamento por parte de los usuarios que leen estas noticias, sin embargo, no nos damos cuenta que en nuestro negocio pasa algo parecido. Aunque muchas veces los residuos de nuestra negociación no son tan visuales, en numerosos de los casos se trata de emisiones de gases o de utilización de un espacio.

Si pudiésemos teñir de color todo lo que generamos, en cuestión de residuos y de emisión, probablemente también nos espantaríamos. El cuidado del medio ambiente es una responsabilidad de todos, con un importante papel de las empresas. Somos las grandes consumidoras de energía y generadores de residuos.

Por ello, tenemos que comenzar a valorar nuestros actos desde un punto de vista más sostenible. Antes que trabajadores somos individuos que necesitamos unas calidades en nuestro entorno para no presentar problemas de salud.

Aunque cuando hablamos de las responsabilidades, como empresarios tenemos que tener en cuenta muchas otros aspectos de la sociedad, como la salud y calidad de los empleados, de los accionistas y, por supuesto, de la propia comunidad en la que estamos.

 

Fdo. Clara López – Asesora de Medio Ambiente en el departamento de Innovación AEDHE

https://www.linkedin.com/in/clara-l%C3%B3pez-montes-0211b1121/